18+ | Publicidad | Aplican Términos y Condiciones | Juega con responsabilidad

El Sistema de Paroli como estrategia

Sistema de Paroli (Anti-Martingala)

También conocido como “Anti-Martingala”, el Sistema de Paroli es una de las muchísimas opciones que existen en torno a las estrategias para apuestas deportivas. El mote de “Anti-Martingala” radica en que, al contrario de lo que sucede con la Martingala, en el Sistema de Paroli se mejora la apuesta al ganar y se recomienza después de perder.

Uno de los principales aspectos positivos de esta táctica tiene que ver con el hecho de que no es necesario un gran banco, ya que se apuestan las ganancias.

Claro que esto no significa que, en caso de éxito, la apuesta se incrementará eternamente. En ese sentido, lo ideal es pautar límites antes de empezar, sobre todo en lo que refiere al tiempo por el que se prolongará la apuesta.

El Sistema de Paroli se adapta principalmente a cuotas bajas. Esto responde a que es fundamental inclinarse por apuestas en las que la estimación de la probabilidad de éxito conduzca a porcentajes altos, ya que los frutos se van a obtener en función de las rachas positivas. La búsqueda de la mejor cuota será clave, entonces, porque tampoco es lo ideal ir a las que son excesivamente bajas.

Otro punto atractivo de esta estrategia reside en que brinda la posibilidad de decidir cuánto y cuándo aumentar el stake luego de un acierto. De ese modo, dicho incremento se llevará a cabo sólo en el momento que se crea conveniente y en la dimensión adecuada.

Esta cuestión atrae a los apostantes más prudentes y conservadores, dado que permite contar con al menos un mínimo de ganancias después de fallar. Claro que quienes gustan de arriesgar consideran que esa medida sólo sirve para disminuir los beneficios.

Sin dudas, este sistema es para los jugadores más fríos y estructurados, aquellos que no titubean y respetan los ciclos a rajatabla, pase lo que pase. Respetar los ciclos en esta táctica es determinante para ir acumulando pequeños colchones en base a los éxitos y no acabar perdiendo todo el dinero rápidamente.

Trasladando lo último a un ejemplo concreto, vamos a suponer que apostamos 4 euros a una cuota de 1.40. En caso de ganar, la ganancia será de 1.60, monto que se pondrá en juego en la segunda apuesta. Si la cuota es de 1.80 y volvemos a triunfar, alcanzaremos un beneficio total de 2.88.

A partir de la tercera apuesta se pueden retirar 0.88 euros y apostar 2 para de esa manera empezar a armar el mencionado colchoncito que servirá para tener algo de dinero cuando toque volver a empezar.

Si le interesan las apuestas, consulte las siguientes casas de apuestas deportivas:

bet365
Reseña
Expertos en apuestas deportivas
Codere
Reseña
Operador español de confianza
Bethard
Reseña
La última en llegar
Betway
Reseña
Casa top en eSports
Sportium
Reseña
Sin escaparse el menor detalle